Back Está aquí: Inicio Artes Arquitectura y Diseño Con un diseño a prueba de tifones, se completó el segundo edificio más alto del mundo

Con un diseño a prueba de tifones, se completó el segundo edificio más alto del mundo

towerLa Shanghai Tower, que tiene 632 metros de alto y es el rascacielo más alto de China, se completó tras casi 8 años de trabajo. La torre más alta del mundo sigue siendo la Burj Khalifa, en Dubai.

La Shanghai Tower, ubicada en Luijazu, el distrito financiero de la ciudad china, le planteó al estudio estadounidense Gensler un desafío mayúsculo, como era el de tratar de destacarse dentro de una zona que ya cuenta con dos torres de más de 400 metros de alto: la Jim Mao Tower (420 metros de alto, completada en 1999), y el Shanghai World Financial Center (492 metros, 2008).

Además de su altura (con 632 metros, es la torre más alta de China y la segunda más alta del mundo), es la forma del edificio la que le otorga su carácter icónico: un cilindo que va girando sobre sí mismo a medida que asciende, una composición que responde principalmente a la necesidad de reducir la incidencia de los fuertes vientos de la ciudad sobre la estructura.

La torre cuenta con 121 pisos, los cuales están divididos en 9 zonas verticales distintas que se organizan en torno a un atrio vertical, un espacio de aire y luz que busca replicar la función social que en una ciudad cumple una plaza. En la parte inferior del edificio se encuentra la zona comercial, mientras que en el sector medio hay oficinas y la parte superior remata con hoteles, instalaciones culturales y plataformas de observación desde donde observar el entorno de la ciudad.

La terminación del edificio a fines de 2015, justo a tiempo para el Año Nuevo en China (en el video al pie de esta nota se ve el diseño de luces con el cual la torre marcó la llegada de 2016), también provocó una serie de cambios en la lista de los rascacielos más altos del mundo. Si bien el más alto sigue siendo el Burj Khalifa en Dubai (828 metros), la Shanghai Tower desplazó al tercer lugar a las Torres de Abraj Al-Bait, La Meca, Arabia Saudita (601 metros), y así desalojó a la Torre Willis de Chicago (442 metros, antes conocidad como la Torre Sears) del top ten por primera vez en su historia.