Back Está aquí: Inicio Estilo de Vida Comidas y Bebidas Papelón argentino en el "Mundial del Asado": ¡Salimos últimos!

Papelón argentino en el "Mundial del Asado": ¡Salimos últimos!

asadoEn el país de la carne y el asado en cada patio y jardín de nuestro extenso territorio, el equipo que fue a competir a Suecia para sacar chapa de campeón salió último. Ni segundo, ni tercero. ¡Ultimo! Aunque esa posición se debe menos a la falta de idoneidad que a otro de los rasgos que nos caracteriza: la falta de apego a las reglas.

El "Mundial del Asado" concluyó en Gotemburgo, Suecia, y coronó a al equipo inglés, nada menos, como el mejor del certamen. El grupo argentino "Fuegos de Oktubre" quedó en el puesto 53 por no seguir con los requisitos que exigía el concurso de asado.

El Mundial del Asado obliga a los competidores a asar en chulengos (parrilla estilo tambor) y el grupo, encabezado por Marcela Garavano, quería hacer el fuego en el piso, con la parrilla. Primero no los dejaron, después, sí.

Además, la carne debía ser cocinada por diez horas y llevar salsa barbacoa. Ellos otra vez se negaron. Hicieron, según postearon en su Facebook, un "zarpado chimichurri". Esa determinación los dejó últimos en la competencia.

El equipo nacional fue integrado por siete personas, de las cuales cinco eran mujeres y una de ellas vegana. No es la primera vez que Argentina fracasa en esta competencia. En el de Marruecos, de 2013, también quedaron lejos del podio.

Ahora, los participantes argentinos dieron una explicación de lo ocurrido en Gotemburgo: "Nos enfrentamos a una realidad fuerte. Nos dijeron que teníamos que asar en los chulengos, que no podíamos asar en el piso, con nuestra parrilla, aunque nos lo permitieron después. También confirmamos que para ellos la carne vale sólo con salsa barbacoa y con más de 10 horas de cocción".

Y continuaron: "Frente a este dilema decidimos entonces hacer la nuestra, un asado a la Argentina, aunque implicara dejar de lado la competencia y las aspiraciones por ganar. Estamos últimos en las posiciones, fiel reflejo de nuestra elección".

Por último afirman: "Ni salsa barbacoa, ni chulengo. Un zarpado chimichurri, y fuego ardiendo en el piso para arrebatarle un poco el frío a este rincón del norte de Europa. Ojalá pudieran sentir la alegría que tenemos y el significado que tuvo para nosotros haber participado de esta experiencia. Qué lindo es ser argentinos!"

En los comentarios al post, los argentinos tuvieron muchos comentarios de apoyo por mantenerse fieles a las costumbres.