Back Está aquí: Inicio Notas de Opinión Cristina decide qué debe creerse y qué no

Cristina decide qué debe creerse y qué no

nota de opinionPor Pablo Mendelevich

¿Nisman volvió de Europa de manera intempestiva o en forma previamente planificada? Para no dar el brazo a torcer respecto de la versión consagrada por cadena presidencial, la cuenta de Twitter que se identifica como Casa Rosada (y que según todas las sospechas, incluso las de Aníbal Fernández, sería de la Casa Rosada) equiparó a la víctima con la responsable de la investigación con una pregunta insidiosa. "¿Le creemos a Nisman o a la fiscal Fein?"

A primera vista lo inapropiado es la equivalencia de fiscales. En una lectura más sagaz, asombra que Nisman adquiera para el Gobierno repentina credibilidad. Otro equívoco: Fein no es una fuente (la fuente es Iberia). Personas formales como los constitucionalistas dirán que la verdadera trampa se descubre en el verbo. Cuando Cristina Kirchner determina qué debe creerse y qué no en una causa judicial (contrariando a la Justicia) está evaluando pruebas. Algo que no estimula el artículo 109° de la Constitución: "En ningún caso el presidente de la Nación puede ejercer funciones judiciales".