Back Está aquí: Inicio Tecnología Móviles 6 consejos para gastar menos datos del abono de tu celular

6 consejos para gastar menos datos del abono de tu celular

celuPara evitar sorpresas en la facturación mensual existen distintas opciones para evitar tener dolores de cabeza; aquí, algunas recomendaciones que pueden ayudar a optimizar los recursos.

Apartir del mes próximo, los usuarios de telefonía celular sufrirán el segundo aumento en el año en el precio de algunos abonos. Impactará sobre todo en planes prepagos y pospagos, por lo cual una optimización en el uso de los servicios puede ser clave para no tener dolores de cabeza y aprovechar al máximo la cuota mensual de datos contratado. Acá, un repaso por las cuestiones a tener cuenta para estar alerta y no excederse en la cuota de datos que incluye nuestro plan.

Saber cuánto estamos gastando

Una de las claves para gestionar el plan de datos es poder conocer con exactitud lo que descarga el dispositivo. Para ello, hay tres grandes herramientas que pueden ayudar en la optimización del gasto.

Revisar la página o la aplicación de la operadora: cada una de las principales prestadoras de servicios tienen una herramienta de monitoreo del plan que se actualiza a diario. Tanto en Movistar, Personal o Claro se puede ir consultando a diario el resumen de la cuenta en su sitio Web o en sus aplicaciones (Mi Movistar, Mi Claro, Mi Cuenta Personal).

En el teléfono, sin bajar nada: en el iPhone, para conocer el uso de los datos móviles en cada aplicación, se puede ir a Configuración>Datos celulares. En Android, se puede consultar lo mismo desde Configuración>Uso de datos. En Windows Phone existe el Sensor de datos (en Configuración, también) desde donde se permite establecer un límite para algunas funciones.

Aplicaciones de seguimiento: además de las herramientas nativas, en las tiendas de aplicaciones existen numerosas herramientas que pueden ayudar a controlar y a monitorear de mejor manera la gestión de datos. Call Timer (Android, gratis) es una de la más populares para el sistema operativo de Google. Se pueden configurar para que inicie el conteo a partir de un nuevo periodo de facturación. Se puede establecer un máximo de megas de descarga y, sobre todo, especificar en qué momento van a surgir las alertas. De igual manera funciona My Data Manager (iOS, gratis). Hay muchísimas alternativas más para ambos sistemas operativos.

Desactivar las descargas en segundo plano

Una vez conocido el diagnóstico una de las primeras medidas será verificar qué aplicaciones en segundo plano descargan la mayor cantidad de datos. Por ejemplo: algunas utilizan las notificaciones push para avisar de la presencia de nuevos datos. Las apps que usan estas notificaciones (como la mensajería instantánea o las apps de redes sociales) utilizarán los datos móviles. Para desactivar las notificaciones push de las menos importantes, ir a Configuración> Notificaciones y desactivar las que no valen la pena. En Android, también existe un método similar. Yendo a Configuración> Uso de datos, cada aplicación permitirá la opción de Restringir datos de fondo. Otras versiones de Android son más simples y permiten elegir qué aplicaciones se actualizan por Wi-Fi y cuáles por datos. Por supuesto, desactivar esto afectará a la celeridad con la que nos llegan los aviso de contenido nuevo.

En el caso de las aplicaciones que tienen video, es útil cambiar la manera en que se descarga contenido en forma automática. Por ejemplo, para que Facebook o Twitter o bajen los videos sin preguntar.

Facebook: Ir al menú en la esquina superior derecha, luego a configuración de las aplicaciones y allí se pueden limitar las Reproducciones automáticas a que sean solo cuando haya Wi-Fi (o no reproducirlas nunca).

Whatsapp: si bien los mensajes de texto y de audio siempre se van a descargar automáticamente, en la aplicación de mensajería se pueden optimizar algunos aspectos. Desde Ajustes>Uso de datos se puede configurar qué tipo de archivos descargar y de qué forma. Y decidir si las fotos o videos se descargarán siempre o solo con Wi-Fi.

Twitter: hacer clic en el botón de menú de tres puntos en la esquina superior derecha de la pantalla. Configuración> Datos reproducción automática del vídeo, a continuación, seleccionar el uso de Wi-Fi única opción.

Instagram: hacer clic en los 3 puntos que aparecen arriba a la derecha en el perfil. Ir hasta Uso de datos del celular>Usar menos datos.

Actualizar solo por Wi-Fi

Otra de las opciones para reducir el uso del plan de datos es definir que las actualizaciones de las aplicaciones (es decir, la descarga de versiones nuevas) se haga por Wi-Fi. Para hacerlo en Google Play, ir a Configuración> Actualizar aplicaciones automáticamente y ahí mismo configurar para que sea por Wi-Fi. En iOS, esto se puede realizar desde Configuración> iTunes Store y App Store, y ahí desmarcar la opción Usar datos móviles.

Los backups no son para el plan de datos

Una de las grandes ventajas del mundo de los dispositivos conectados es que los backups (las copias de seguridad) de imágenes y videos, por ejemplo, pueden hacerse a diario. Y nada se pierde. Claro, es una ventaja que a la vez puede tener un costo adicional, que es lo que queremos evitar. Por ejemplo, Google Fotos puede ser configurada para que suba las imágenes sólo por Wi-Fi. Para esto hay que ir a Configuración>Copia de seguridad y sincronización y elegir Sólo por Wi-Fi. En iOS, el consumo de datos se logra evitar apagando el Usar Datos del Celular que se encuentra dentro de Configuración>iCloud> iCloud Drive. Otras aplicaciones que sirven para generar respaldos de archivos como Dropbox, OneDrive o Flickr ofrecen opciones similares.

El navegador importa

Una opción que se puede encontrar en Google Chrome es la de reducir datos a la hora de la descarga del contenido. Lo que hacen los servidores de Google es optimizar la cantidad de información descargada. Por lo general, funciona bastante bien aunque en algunas situaciones las imágenes pueden verse más pixeladas. Funciona en Android y en iOS. La alternativa: el navegador Opera, que históricamente apostó por lo mismo (ofrecer una versión comprimida de la página Web que queremos ver); el grupo chino (ex noruego) ahora tiene otra herramienta, llamada Opera Max, para Android (gratis), que intenta comprimir los datos que todas las aplicaciones intercambian con Internet (incluyendo las de video).

Cuidado con el streaming

La mejor receta para liquidar la cuota de datos incluida en el abono es hacer streaming de video o de audio: ver videos de YouTube, escuchar música con Spotify, hacer videollamadas, etcétera: todo eso consume muchísimo. Una opción es usar, en los servicios que lo permitan, la función que permite descargar contenido para tenerlo offline. Obviamente primero habrá que tener la paciencia para descargarlo antes, pero hará que el abono de datos dure más.

Una herramienta más es WePlan, una aplicación gratis que analiza nuestro consumo de datos y llamadas y sugiere otros planes alternativos al propio que puedan representar un ahorro sobre lo que ya estamos pagando.